jueves, 7 de abril de 2011

Una rosa para el Papa (II)


Claro que él no hace "eso", tendría que ir a confesión, aunque se trate de un acto de amor, por una amiga y por S.S., pienso yo.

Él, el 22 de marzo, me respondió entonces, con un sentimiento de compromiso y, quizás, algo de pena por no haberme podido complacer por sus múltiples ocupaciones: "Sigo pensando cómo conseguir la rosa. Desde luego, no la cortaré. Tengo en mi cuarto una rosa artificial que me regalaron en México en unas misiones. ¿Valdría?".

Me enterneció su desprendimiento, pero no me pareció correcto, pues era su recuerdo: "Pero su rosa de México es un recuerdo suyo, no mío, en todo caso sería un regalo de usted para el Papa... ¿Se la mandó en un sobre?.. :-D :-D :-D".

A los días, el 30 de marzo, cuando yo no recordaba el "regalo" dizque de mi parte, me dijo mi amigo: "Dios mediante el lunes (4 de abril) llevaré una flor a la tumba de Juan Pablo II, pues voy a San Pedro a celebrar una misa. Allí la recordaré mucho".

Y al responderle el mensaje, para avisarle que uno de sus artículos saldría publicado, -valor agregado de mi función como editora, siempre o casi siempre le aviso a mis colaboradores la fecha de su publicación-, le dije: "P.D.: me avisa cuando va para San Pedro, voy a estar pendiente. Le voy a decir a S.S. que Ud. le lleva un mensaje mío. :-D".

Más, después me respondió: "¡Gracias por su otra nota! Antes de ir con la flor (tengo que conseguirla…) le aviso".

Pero, no pasó mucho tiempo... para el 1 de abril mi amigo me decía: "Espero pronto darle los detalles de la visita mía a la basílica de San Pedro".

Y... el domingo 3 de abril recibí este mensaje, titulado en "asunto" como "Flor para el Papa": "Dios mediante mañana, lunes 4 de abril, llevaría la rosa a la tumba del Papa Juan Pablo II. En principio celebraría una misa en una de las capillas de la Basílica de San Pedro y luego iría a la tumba a dejar la rosa (espero que quien vigile me deje poner la flor). Eso sería como a las 8.45 de la mañana hora de Italia. No sé qué hora sería allá en Panamá. Le llevaré al Papa un saludo de su parte. Si quiere, también rezaré por Ud. y su familia. Le envío la foto de la rosa (está un poco desenfocada, espero se vea bien)".

Sinceramente emocionada por la buena nueva, mi respuesta fue: "Graacias, qué linda (la rosa)... y qué lindo su gesto, no pensé que me tomaría en serio... me hace muy feliz... Le diré a mis amigos que tengo un emisario de lujo que le llevará una rosa de mi parte al Papa JP II, sé que muchos se alegrarán y lo agradecerán. Sobre orar por mí y por mi familia, le pido que lo haga por todos y, una petición especial por mi país. Estamos pasando momentos difíciles, (...). (…) Demasiado para nosotros, un pueblo sencillo, que lo único que quiere es vivir en paz, para que el fruto de su esfuerzo se traduzca en justicia social...".

Finalmente, el lunes 4 de abril, mi muy apreciado amigo me escribió: "¡Venga tu Reino! Muy estimada en Cristo, Doris: Hoy fue un día muy hermoso. En parte por aniversarios personales y de mi familia. En parte por la misa en San Pedro y porque pude saludar a unos esposos que conocía por Internet desde hace años. Y luego, porque pude llevarle la rosa a la tumba de Juan Pablo II (todavía está abajo) y los que vigilaban me dejaron ponerla allí, encima de la lápida. Recé como me dijo (también en la misa recordé a Panamá). No pedí por algo que me encantaría lograr y que Ud. ya sabe, pero se lo recuerdo al Señor en otra ocasión… Que Dios le bendiga mucho y que nos permita vivir y morir en Su Amor. Su hermano en Cristo, P. Fernando Pascual".

Me encanta tener amigos tan especiales, bien dicen que entre los amigos que se ha de tener debe contarse un cura; pues, yo tengo el mío, mi emisario de lujo... quien llevó una rosa a S.S. Juan Pablo II... en mi nombre... y de mi país.

5 comentarios:

iyaniwura dijo...

Hermosa Narracion Doris, me has sacado las lagrimas.

rica1lasso dijo...

Doris H. excelente, termina tu novela me encantaría leerte más tu nobleza supera tu mal genio (dicho o escrito por ti), me encantó entrar a tu blog ahora que saqué tiempo y medio, un abraso y beso fraterno en línea amiga

Doris Hubbard-Castillo dijo...

Jajajá, Ricky, Ricky... gracias a ambos por dedicarme tiempo. Los que nos creemos escritores, un gran número de periodsitas, somos escritores frustados, por lo que los aplausos también los necesitamos, aunque no lo queramos admitir en público...

Alfonso dijo...

QUIERO PEDIR A SAN PEDRO Apostol, que Jesús lo eligió como Cabeza de La Iglesia. Que interceda ante Jesús
Jesús conoce mis deseos y procupaciones

Alfonso dijo...

QUIERO PEDIR A SAN PEDRO Apostol, que Jesús lo eligió como Cabeza de La Iglesia. Que interceda ante Jesús
Jesús conoce mis deseos y procupaciones